Archivo de la etiqueta: Herramientas

E. P. Thompson: marxismo e historia social Julián Sanz, José Babiano y Francisco Erice 2016

E. P. Thompson: marxismo e historia social
Julián Sanz, José Babiano y Francisco Erice (eds.)
Siglo XXI de España Editores, 2016

Toda la obra de E. P. Thompson, hito esencial en el modo de pensar la historia, es una notable aportación para renovar el aparato metodológico y conceptual con el que analizar nuestro pasado y presente. En sus estudios sobre la construcción de la clase obrera, mostró cómo esta no era un mero producto de estructuras económicas, sino sujeto que interviene activamente en su propia conformación: dirigió nuestra mirada a la vida cotidiana, a la cultura popular, a las reivindicaciones de los más desfavorecidos, en suma, a la experiencia como elemento decisivo en la constitución de la clase. Nos enseñó a ver la historia desde abajo. [Texto tomado de la contratapa].

19224828_10154517758931771_6856257648535403226_n

REVISTA HISTORIA PARA TODOS – AÑO 3 – NÚMERO 5 – JUNIO 2017 – ISSN 2451 – 6333

img122

Abrimos con todo junio. Es el momento de presentarles el número 5 de Revista Historia para Todos. Disponible como siempre, para su lectura y descarga gratuita.

Como cada número, la presente edición se nutre de una gran variedad de temáticas que permiten enriquecer a la disciplina. Van a poder leer producciones originales de investigadores e investigadoras de Uruguay, Colombia, Argentina y Chile. Tenemos el gran gusto de volver a presentar la sección de historia de Tucumán con dos producciones originales y sumamente interesantes que esperamos disfruten.

Además, inauguramos la sección colaborativa con la Sociedad de Estudios Históricos, Arqueológicos y Geográficos de Chile, donde van a poder leer uno de los artículos publicado en su último boletín. Esto en una clara muestra de nuestros deseos por profundizar esta red que comenzó a andar el año pasado y que ve su consolidación con estas prácticas de reciprocidad mutua.

La sección de artículos, cuenta con una serie de producciones – en su mayoría uruguayas – originales y que tratan tanto sobre siglo XIX como siglo XX, incluyendo la publicación del colega colombiano Andrés Murcia Neira. En la sección de transcripción, podrán encontrar un documento muy interesante transcripto por Julio Córdoba, mientras que en la sección reseñas, Miguel Angel Ochoa y Gerónimo Aguilar se encargan de traernos dos producciones críticas asombrosas.

Ya le hicimos, pero nunca esta demás reiterar, este resulta ser el primer número para la nueva co-directora Mariangel Polich y esperamos que se sienta muy a gusto con esta nueva labor, ¡Bienvenida!. Queremos agradecerle a Graciela Rivas, artista tucumana, por colaborar con nosotros para compartir su producción artística con este cuadro llamado “Sociedad por Caleidoscopio”.

Por último y no por ello, menos importante, queremos agradecer nuevamente la labor de diseño de Dot Estudio por acompañarnos siempre y estar ahí, en cada número, con grandes producciones. Pueden tomar contacto con ellos a través de https://www.dotestudiografico.com/

Sin lugar a dudas, este año nos mostró como RHPT ha crecido en su difusión, demostrándose con la cantidad de recepción de producciones que nos llevó a cerrar de forma adelantada tanto éste como el número 6 (diciembre), por lo que ya se encuentra abierta la convocatoria permanente. Así que los invitamos a que se animen a participar, en este espacio de todos que es Revista Historia para Todos.

Sin más, les agradecemos por el apoyo, por acompañarnos y confiar en nosotros. Los invitamos a pasar, sentarse cómodos y disfrutar de este nuevo número. Desde ya, les agradecemos la difusión

SECCIÓN ARTÍCULOS
10 | “Que se vaya la Patria al ajo…” El año XV, las milicias cívicas y los espacios de resistencia al poder artiguista en Montevideo. Pablo Ferreira Rodríguez
24 | ¿El indio Amarillo sitia El Salto? Reconstrucción histórica y reflexiones  metodológicas en torno a un confuso episodio (Salto, 1853). Nicolás Duffau
36 | ¨Cipriano Castro, El Hombre del Destino¨: Representaciones caricaturales del ¨Bloqueo pacífico¨,1902-1903. Andres Murcia Neira
48 | La fotografía como documento social. Las “marchas cañeras” de la UTAA y su exposición mediante el fotoperiodismo en Uruguay, (1961-1971). Belén Ramírez Bueno

SECCIÓN TUCUMÁN
62 | La esclavitud a través de documentos coloniales Análisis de documentación histórica sobre esclavos en la ciudad colonial de San Miguel de Tucumán. Luciana Chavez
72 | Entre la escuela y el taller: Una relación perdurable en la memoria de los obreros ferroviarios taficeños. Alberto Sosa Martos

SECCIÓN RESEÑAS
84 | Javier Yuste, Jablonka, Ivan / Historia de los abuelos que no tuve, El Zorzal, Buenos Aires, 2015. Miguel Ángel Ochoa
88 | Natalia García / El Caso Vigil Historia sociocultural, política y educativa de la Biblioteca Vigil (1933-1981), FHYMAR ediciones, Rosario, 2014. Gerónimo Manuel Aguilar

TRANSCRIPCIÓN DE DOCUMENTOS
92 | AHT. Archivo Historico de Tucumán, Normas establecidas para la incorporación de voluntarios y efectivos del batallón de infantería n°11 y de granaderos a caballo para emprender la campaña a Chile, 1815. Sección Complementaria-Bando (copia) Caja VI. Exp 3. Fojas 1-2. Julio Javier Córdoba

ANEXO//SECCIÓN COLABORATIVA
96 | Guerra Civil de 1891: Causas y Desarrollo. Rosario Meza Martínez

ANEXO//EXPERIENCIA DIDÁCTICA
104 | Viajes por la historia. Pablo Javier Melara

OPCIONES DE LECTURA Y DESCARGA

ISSU: sólo lectura. Podrán poner la revista en pantalla completa y leerla como una revista física

GOOGLE DRIVE: lectura y descarga. Son dos archivos a elección los que pueden leer y descargar, uno se puede visualizar página por página y el otro como revista, al igual que ISSU pero ambos pueden descargarse gratuitamente.

GEOFFREY PARKER – LA GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS

No hay texto alternativo automático disponible.

 

Una de las peores épocas de la historia humana. En países como Alemania o Francia, murió más gente en este conflicto que en II Guerra Mundial. Si en clases no terminaste de entender porqué se tuvo que dividir geográficamente a la gente según su religión en Alemania, un verdadero fracaso generalizado como sociedad, éste es tu libro. Y cuando un evangélico te hable de los indicios de que estamos en el fin del mundo, sólo infórmale que hubo una época mucho peor

LINK

Julián Casanova, “La Historia Social y los Historiadores”

18425454_1432423680147054_1384550514281575566_n

«Desde hace unas décadas -escribe Julián Casanova- sociedad, economía y cultura han cautivado la atención de los historiadores», reemplazando su vieja dedicación exclusiva al estudio de la política, identificada con las acciones y las aspiraciones de los grupos dirigentes. De esas tres posibilidades alternativas la historia social es, sin duda, la que despierta en estos momentos un mayor interés entre nosotros; pero tal vez sea también la que requiere un mayor esfuerzo de clarificación. Al reeditar este libro, que tuvo una gran acogida por parte de los jóvenes estudiosos e investigadores, el profesor Casanova le ha añadido un nuevo capítulo, «El secano español revisitado», en el que estudia las influencias que orientaron durante los años noventa la investigación de los historiadores españoles y repasa los cambios que se han producido en la forma de abordar la historia social y las repercusiones que ha tenido la irrupción del postmodernismo, con sus debates sobre la objetividad, la verdad y la narración.

DE FACEBOOK

Bourdieu & Chartier – El sociologo y el historiador

agonep

El sociólogo y el historiador
Pierre Bourdieu & Roger Chartier
Prólogo de Roger Chartier
Trad. de Paloma Ovejero Walfisch
Abada Editores
ISBN: 978-84-15289-22-7
98 págs.
Madrid, 2011

Así como me interesó mucho leer el año pasado Reflexiones sobre la postmodernidad. Una conversación, de David Sánchez Usanos y Fredric Jameson, en la editorial Abada, este año aun más me ha interesado, El sociólogo y el historiador, en la misma editorial y también una conversación entre Roger Chartier y Pierre Bourdieu. El formato de conversación dirigida acerca estos libros a un público más amplio y hace de ellos medios inmejorables para poder leer con más provecho las obras más específicas de los maestros. Señalar, en este sentido, para presentarlos, que en el primer caso, Fredric Jameson es una de los principales filósofos norteamericanos, que ha estudiado en profundidad el fenómeno de la Postmodernidad, y que en el segundo caso, el sociólogo y entrevistado es Pierre Bourdieu. Hoy día, es cierto que Roger Chartier ha desarrollado una bibliografía más que estimable en el campo de la Historia, pero estas entrevistas tuvieron lugar en 1988, cuando aún no era demasiado conocido fuera de determinados círculos en la Historia en Francia y dirigía un programa de radio sobre Historia, en la emisora France Cultura que se llamaba À voix nue. Si tuviéramos que buscar un referente cercano o semejante en España, tendríamos que acercarnos hasta aquellas mismas fechas y pensar en algunos programas de Radio 3.

De todas formas, aunque conozcamos a Chartier, hay que pensar que Bourdieu es uno de los grandes referentes del Pensamiento en la Europa, yo diría que del mundo, en la segunda mitad del siglo XX. Lamentablemente fallecido en 2002, había desarrollado una obra que podríamos dividir, por poner un eje aleatorio, uno de esos ejes que él también se veía obligado a usar con disgusto en sus investigaciones constantemente, el año de estas conversaciones. Y quizá lo que marque este año sea que ya estaba desarrollando investigaciones sobre Arte y Literatura, mientras antes trataba de temas mucho más específicos de la Sociología. Algunos me preguntarán: ¿pero hay temas que sean específicos de esa disciplina científica? Lo cierto es que atendiendo al amplísimo espectro de temas que trata en su obra Bourdieu, no sabría qué decir. Pero si anteriormente su trabajo se centraba en poblaciones concretas o en hábitos alimenticios, o en espectros de población (obispos, profesores), en 1988 ya está trabajando sobre autores como Manet, Flaubert o Moliere, lo que va a propiciar preguntas tan interesantes y comprometedoras de Chartier como: “¿buscas así una manera de legitimar todo tu trabajo orientándolo hacia los objetos más prestigiosos?”

Seguramente, esta pregunta molestaría, o al menos incomodaría, a muchos otros, sin embargo entre Chartier y Bourdieu no es así. Y no lo es porque establecen un debate científico, en el que, sí, son apasionados, pero ante todo saben que están ofreciendo al oyente, o al lector –en nuestro caso-, una serie de claves sobre la Sociología y sus relaciones con otras disciplinas científicas, como la Historia. Y para ello es necesario que se trate de un diálogo enriquecedor y verdadero, que abra en cada pregunta alguna incógnita interesante y, en cada respuesta, alguna luz que nos aclare algo más en qué mundo vivimos.

El libro se divide en cinco partes, introducidas con un prólogo que escribe el propio Chartier en 2009. Cada una de esas cinco partes se corresponde con uno de los cinco programas de radio, en los que este era presentador y Bourdieu el invitado. Los programas se realizaron en 1988, con motivo de la publicación en Francia, unos meses antes, de Cosas dichas, una serie, precisamente, de intervenciones también orales. El prólogo sitúa el momento en el que se emite el programa, con la bibliografía reciente, y la que aún está por publicarse.

Sociología y vida

Para Pierre Bourdieu, la vida era su trabajo. Sociología y vida iban de la mano y no siempre con gusto ni placer. Para él ese binomio significaba sufrimiento y pasión. Probablemente le hubiese gustado dedicarse a otra ciencia, porque entendía que la Sociología le llevaba a discusiones permanentes, incluso con sus amigos, incluso con las personas que más apreciaba. Al propio Chartier le decía que la Historia trabaja con materiales mucho más agradecidos, porque son del pasado, entonces es muy complicado herir susceptibilidades. (O no debería, claro, porque sabemos que sí ocurre). Mientras tanto, el sociólogo trabaja con el presente y sus investigaciones son resultado del estudio de la forma de vida de personas que, no sólo están vivas, sino que dependen de esos elementos que son objeto de estudio. Uno se queda con la impresión de que vivimos en el Tiempo de la Mentira. No, no sólo es así ahora. Siempre ha sido así, pero mucho más ahora que antes. Y dentro de ese culto a la mentira hay objetos, o como los llama Bourdieu: campos, que son mucho más propicios a mentir. El mundo del arte y el oficio de intelectual, serían dos buenos ejemplos. Se me ocurre un ejemplo aun más obvio: el crítico.

Imagínense ustedes a alguien que realmente pretendiera desmontar “científicamente” el chiringuito que tienen montado la mayoría de los críticos, y ahí da igual que se trate de lo que se ha llamado “crítica oficial” o la menos oficial, porque casi todos aspiran a ese título. Sería dilapidado sin piedad y, si puede ser, de modo ejemplar para que nadie más cayera en esa tentación. Bien, pues algo así vivía Bourdieu en estos tiempos, y no dejó de vivir así. Es interesante, además, todo lo que dicen al respecto ambos conversadores. Son conscientes de lo falsos que pueden llegar a ser los intelectuales, de cómo van a tratar de transformar el mundo para conseguir demostrar los objetivos que tengan. Y, sin embargo, saben que sólo estos intelectuales van a ser los verdaderos receptores de su trabajo. Es lo que llaman: “la esquizofrenia del sociólogo”. Por otra parte, Bourdieu asume un componente interesante en su personalidad, desde siempre: es polémico, siempre lo ha sido. La polémica es interesante, porque creo que es la manera de avanzar, pero no siempre es fácil de asumir. Por ejemplo, a Bourdieu en 1988 ya le habían llamado lindezas como “terrorista” o “indeseable”. Las ideologías dominantes montan una serie de tabúes y de ellos viven. ¿Cuántas bocas no se callaron en su momento por el miedo a la acusación, por ejemplo, de brujería? Hoy, en los inicios del siglo XXI, la brujería sería una acusación bastante estúpida, pero hay otras (todos sabemos cuáles) que producen el mismo efecto. De todo esto nace en su obra el concepto de la “violencia simbólica”, el sustento de muchas de las injusticias que hoy día tenemos que soportar.

La obra de Bourdieu está ahí, prácticamente editada toda en castellano. Creo que deberíamos conocerla y este librito, El sociólogo y el historiador, es una buena aproximación para quienes aún no lo tengan del todo claro.

http://minombre.es/rafasuarez/archives/1735

LIBRO

Contemporánea. La historia desde 1776 Miguel Artola & Manuel Pérez Ledesma

11115809_10152862526801771_3352428756828652634_o

Contemporánea. La historia desde 1776
Miguel Artola & Manuel Pérez Ledesma
584 p.
Alianza Editorial, 2005

LINK [63 MB]

Contemporánea es la historia de lo que está vigente en nuestros días. El constitucionalismo representa el fenómeno más generalizado del mundo actual. Por tanto, el punto de partida de este manual se sitúa en 1776, cuando se promulgaron las primeras Constituciones modernas en algunas colonias británicas de América. A partir de esa fecha, se analizan los principales cambios que tuvieron lugar en el siglo xix —entre ellos, las revoluciones liberales, la industrialización y el desarrollo del capitalismo, el nacionalismo, los cambios sociales y la aparición del movimiento obrero, la secularización y el auge de las concepciones científicas, o la expansión colonial de las potencias europeas—, así como los grandes acontecimientos del siglo xx, desde la Guerra Mundial y la revolución rusa hasta la caída del comunismo y el predominio de los Estados Unidos. Plenamente actualizada, la obra examina en sus últimos capítulos los procesos en curso en el mundo globalizado del siglo xxi. Completan el libro un buen número de documentos (tablas, tratados, textos jurídicos y doctrinales), así como una serie abundante de mapas y figuras que ayudan a visualizar los hechos del pasado. [Texto tomado de la contratapa]

Novedades en Americalee: IMAGO MUNDI

 

imago-mundi_marco-700x1024

Una gran noticia que nos acompaña en este sábado lluvioso tucumano…

Del facebook del Centro de Documentación e Investigación de la Cultura de Izquierdas en Argentina

Novedades de marzo en
AMERICALEE. El Portal de Revistas Latinoamericanas del CeDInCI.

En esta oportunidad le contamos que ya se encuentra disponible la revista IMAGO MUNDI!!!

Dirigida por José Luis Romero entre 1953 y 1956, se trata de una publicación fundamental de la cultura argentina.

La acompañan también un índice y el conocido artículo de Oscar Terán aparecido en 1988 en Punto de Vista.

Queremos agradecer al sitio <jlromero.com.ar>, que generosamente nos ha cedido las imágenes.

Pasen y vean!

http://americalee.cedinci.org/portfolio-items/imago-mundi/

  • TÍTULO: IMAGO MUNDI. Revista de Historia de la Cultura.
  • FECHAS LÍMITE: nº 1 (septiembre 1953) – nº 11/12 (marzo/junio 1956).
  • LUGAR DE EDICIÓN: Buenos Aires.
  • DIRECTOR:  José Luis Romero.
  • CONSEJO DE REDACCIÓN: Luis Aznar, José Babini, Ernesto Epstein, Vicente Fatone, Roberto Giusti, Alfredo Orgaz, Francisco Romero, Jorge Romero Brest, José Rovira Armengol y Alberto Salas.
  • COLABORADORES: Rodolfo Mondolfo, José Juan Bruera, Víctor Massuh, Tulio Halperín Donghi, Juan Carlos Torchia Estrada, Nicolás Babini, Luis R. Vitale, Javier Malagón, León Dujovne, Juan Mantovani, Pedro Mártir y Oviedo, Claudio Sánchez Albornoz, Adolfo Prieto, Julio César González, José A. Gallo, Ramón Alcalde, Emma S. Speratti Piñero, Gregorio Weinberg, Mireya Reilly de Fayard, Carlos A. Fayard, José Ferrater Mora, Salvador Canals Frau, Ángela Romera (seud. de JLR), J. Kogan Albert, Laurette Séjourné, Arthur Whitacker, Adolfo Salazar, Abraham Rosenvasser, Paul Rivet, Juan J. Fitzpatrick, Magnus Morner, Aída A. Barbagelata, María del Carmen Belaunde, Risieri Frondizi, Marcel Bataillon, Juan Marichal, Luis Tobío, Jaime Culleré, Lorenzo R. Parodi, David Viñas, Regina Gibaja, Luis E. Noussan Lettry, Jorge J. Garat, Crane Brinton, Hugo Rodríguez Alcalá, Norberto Rodríguez Bustamante, Elena M. Chiozza, Ana María Barrenechea, María Luisa Biolcati Belou, Jorge Graciarena, Santiago Montserrat, Alfredo E. Roland, Rosa R. de Genijovich, Boleslao Lewin, Hernán Rodríguez, Mario Bunge, Celia Trigueros, Guillermo de Torre, E. F. Rubens, Blanca Stabile, José E. Vargas, Raimundo Lida,  E. Benito Ruano, Lydia A. de Newark, Esther Ermitte, Clara L. Vilaseca, Emilio P. Ravelo, Walter Goetz, Eduard Spanger, Jean Whal, Francisco Ayala, Sebastián Soler, Gino Germani, Renato Treves, Gustavo Beyhaut, P. O. Dudgeon, León Rozitchner, Marcos Victoria.
  • TEMAS: Historia cultural – Historia de las ideas – Cultura europea – Cultura argentina – Filosofía – Historia argentina – Liberalismo – Socialismo – Colegio Libre de Estudios Superiores – Bibliografías.
  • NOTAS: La digitalización fue cedida por Archivo Digital José Luis Romero.

 

Perry Anderson – Los orígenes de la posmodernidad

17621734_440109223007559_8007769493445418683_o

¿Qué ideas tenemos acerca de las raíces de lo posmoderno? ¿Quién la concibió primero, quién o quiénes la desarrollaron? ¿Cómo han cambiado sus significados? ¿A qué propósitos obedece? Tales son las preguntas abordadas en Los orígenes de la posmodernidad. Las respuestas nos llevan desde Lima a Angkor, de París y Múnich, de China a las estrellas. En el centro de la historia, la figura imponente de Fredric Jameson, el teórico supremo de la posmodernidad. ¿Qué sucede con el arte, el tiempo o la política en la era del espectáculo? ¿Qué ha terminado, y qué comenzado?

Mordaz y panorámica, Los orígenes de la posmodernidad traza la génesis, consolidación y resultados de la idea «posmoderna». Un apasionante recorrido intelectual que arranca en el ámbito hispánico de los años treinta, continúa con los cambios de significado y de uso del concepto en la década de 1970, cuando Jean-François Lyotard y Jürgen Habermas reacuñan y popularizan la idea de posmodernismo. Capítulo especial merece el análisis de Fredric Jameson, cuyo trabajo representa hoy la más destacada teoría general de la posmodernidad.

APORTE DE CARLOS GONZALEZ

Azorín – ¿Que es la historia?

Hubo una época en que José Martínez Ruiz, Azorín, el célebre escritor de la Generación española del ’98, fue un autor de cabecera para muchos escritores. Leído con asiduidad, reverenciado por los estilistas, admirado por los cultores de la sencillez, Azorín gozó en vida de tal fama y aprecio que hasta el mismísimo dictador Francisco Franco se declaró un devoto lector suyo (nada mal tratándose del hombrecito cuyo enorme ego levantó, con la sangre y sudor de miles de presos políticos, la pirámide donde se hizo enterrar). Y entre nosotros, Mario Vargas Llosa, que lo tiene en mucha estima, lo escogió como tema de su discurso cuando tomó posesión de su asiento en la Real Academia Española en 1996. Sin embargo, hoy en día Azorín es casi un desconocido para una generación de lectores a quienes los clásicos les parecen aburridos. Y no hay autor más clásico y más castizo que el autor de las «Confesiones de un pequeño filósofo»

Meses atrás, el 26 de octubre pasado, se conmemoró los 90 años del ingreso de Azorín a la Real Academia Española, ocasión en la que pronunció su famoso discurso, Una hora de España, que es, sino el más bello, uno de los mejores que se haya escuchado en los salones de la tricentenaria Academia. Este discurso, que por su extensión ha sido el más largo que se haya leído en la historia de esa institución, condensa no solo lo mejor del pensamiento y la estética de Azorín, sino también una visión de la historia de España en que el campo, lo rural y la gente sencilla y humilde de las ciudades de España adquieren una dimensión cósmica. Por primera vez entraban estos, de la mano de este cultor de lo sencillo (como ‘primores de lo vulgar’, definía Ortega y Gasset los libros y temas de Azorín), a los ambientes de la docta Academia. Para conmemorar tan significativa fecha, la RAE inicio una colección, “Biblioteca Nueva”, que incluye una selección de doce discursos de ingreso, y sus respectivas respuestas, tanto del siglo XIX como del XX, que constituyen, en sí mismos, una historia de esa institución. En ese sentido, existe un consenso en afirmar que el discurso de Azorín no solo es el mejor de todos ellos sino también el más representativo de su obra y estilo. Un acierto mayúsculo de la Academia el recuperarlo para las generaciones que no lo han leído.

Todas estas disquisiciones vienen a cuento ahora que he podido revisar la edición que Francisco Fuster ha hecho de los textos que sobre la historia y el oficio de historiador escribió el escritor alicantino a lo largo de su carrera, y que son auténticas joyas periodísticas (precedidas, por cierto, de un excepcional estudio del propio Fuster). Exponentes de ese arte periodístico ya perdido que consistía en escribir primorosamente sencillo sobre aquellos temas, autores o libros aparentemente difíciles y sin la pretenciosa manía de querer aparecer inteligente o culto. Azorín tenía la virtud de escribir de un modo que le bastaba apenas una imagen o una frase para transmitir el espíritu, la esencia misma de un lugar, un objeto o el carácter de una persona y que a otros para lograrlo necesitan de un sesudo artículo, cuando no de un tratado de varias cientos de páginas.

De entre los artículos que Fuster recoge en «¿Qué es la Historia? Reflexiones sobre el oficio de historiador» (Madrid: Fórcola Ediciones, 2012), hay uno del que guardo especial recuerdo. Me refiero a “La historia incidental”, publicado por primera vez en ABC el 10 de junio de 1952 (con el que se cierra esta magnífica edición), y que aquí el suplemento El Dominical del diario El Comercio publicó el 27 de setiembre de 1953. Su comienzo no puede ser más directo y cautivador del asunto que trata: “La historia la escriben los historiadores; la escriben también los poetas”, para luego empezar unas observaciones literarias sobre la poesía de Jorge Manrique y la ‘pequeña historia’ que encierran cada una de sus coplas, y la de algunos contemporáneos suyos.

De todos los autores que conocí y leí en mi adolescencia, Azorín es el único al que releo con la misma emoción y deslumbramiento de esos años juveniles. Una época remota y feliz de la que dan testimonio los numerosos apuntes y notas que hice en las clásicas ediciones de bolsillo de la Editorial Losada de Buenos Aires que aún hoy ocupan su lugar en mis estantes.

Un acierto mayúsculo que Fuster y Fórcola Ediciones pongan ahora estos textos al alcance de las nuevas generaciones, entre ellos los jóvenes historiadores. Tal vez así el maestro de Monóvar gane los lectores que en estos tiempos merece.

RESEÑA DE EL REPORTERO DE LA HISTORIA

DE FACEBOOK

Actas I Congreso Internacional de Investigadores sobre anarquismo (Bs As, 2016)

Ya se encuentran disponibles las actas del I Congreso Internacional de Investigadorxes sobre anarquismo, realizado en conjunto por el Centro de Documentación e Investigación  de la cultura de izquierda (CeDInCI), el Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES) y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

Desde el siguiente link podrán acceder a las mismas, sin lugar a dudas, una apuesta excelente: http://congresoanarquismo.cedinci.org/wp-content/uploads/2017/03/Actas-Final-con-indice_final.pdf1-congreso-internacional-de-investigadorxs-sobre-anarquismo_02_ok-01