Los terroristas de EI (Estado Islámico) decapitan al arqueólogo Dr. Khalid al-Asaad en Palmira

El antiguo y octogenario arqueólogo Dr. Khalid al-Asaad había dedicado su vida al estudio y preservación de las ruinas de Palmira, trabajando para el Museo de Historia desde 1963. Durante la guerra optó por no definirse políticamente, mostrando neutralidad y abogando por la paz. Su devoción por su trabajo hizo que no abandonara ni su puesto como arqueólogo ni la ciudad que amaba. Foto por gentileza de Students of Faculty of Archaeology & Museums at University of D…

Fuentes: Al-Masdar Al-‘Arabi (The Arab Source), 19 de agosto de 2015

Los últimos meses de su vida los pasó en prisión, acusado por el EI de “atender conferencias de los infieles”, “idolatría”, “visitar Iran”, “tener un hermano en los servicios de seguridad sirios”, y “mantenerse en contacto con el gobierno sirio”.

Una Corte de la Sharía del Estado Islámico lo encontró culpable de traición y sentenció a ser degollado. Sin aviso previo a sus familiares, el Doctor Khalid al-Asaad fue públicamente ejecutado. Su cuerpo colgado cabeza abajo como un animal en el matadero.

Y mientras tanto el eje Turquía-Arabia-Catar y sus aliados árabes y occidentales siguen apoyando, armando, y financiando la revolución islamista-wahabista en Siria, de la que ISIS es solo su cara más mediática.

Al ISIS, no se le combate, se le gestiona a base de palos y zanahorias, mostrándole el camino a Damasco pasando por Palmira. Ciudad esta última que asaltaron a los ‘Mad Max’ con convoys de toyotas que atravesaban el desierto con la única oposición de la menguada aviación siria. La autodenominada Coalición Internacional “anti-ISIS” dejó hacer, instrumentalizando una vez más el poder de ISIS para asestarle un golpe al gobierno sirio y los sirios, que ven su pasado, presente y futuro destruido en aras de los intereses geoestratégicos de los ricachones del Golfo, occidente y los neo-otomanos turcos.

Nadie puede afirmar que en Siria “el mundo mira hacia otro lado” o que “no se interviene”. Se hace y de forma concienzuda, para destruir el país y sus gentes en nombre de, hay que joderse, el “humanitarismo, los DDHH y la Democracia”.

Al Asaad era el jefe de antiguedades de Palmira y había pasado más de 40 años trabajando en el sitio, hasta que se retiró en 2003, según informa la agencia estatal de noticias de Siria SANA.

Tras su retiro trabajaba como experto en el Departamento de Antiguedades y Museos de Siria.

“Era uno de los más importantes pioneros en la arqueología siria” dijo Abdulkarim. Y agregó que EI había tratado de extraer información del arqueólogo sobre la ubicación de los tesoros del sitio, los cuales fueron escondidos para salvarlos de la destrucción de EI.

Al Assad escribió varios libros y textos científicos, tanto como autor individual como en cooperación con otros expertos en arqueología.

Entre sus obras están “Las Escrituras de Palmira” y “Zenobia, la Reina de Palmira y el Oriente”.

También descubrió varios cementerios y cuevas antiguas, entre ellos un cementerio bizantino en el jardin del Museo de Palmira, indicó SANA.

El martes Abdulkarim indicó que la familia del experto le había dicho que Asaad había sido asesinado y que su cuerpo colgaba de una columna en la principal plaza de Palmira.

“Cómo imaginar que un erudito de ese nivel que dio servicios tan importantes al lugar y a la historia pudo ser decapitado”, agregó el director del Departamento de Antiguedades y Museos.

“La continua presencia de estos criminales en esta ciudad es una maldición y un mal presagio (para Palmira) y cada columna y cada pieza arqueológica en ésta”, dijo.

Fuente: BBC Mundo, 19 de agosto de 2015

Anuncios

Efemerides: 165º aniversario del fallecimiento de Jose de San Martín

“La patria no hace al soldado para que la deshonre con sus crímenes, ni le da armas para que cometa la bajeza de abusar de estas ventajas ofendiendo a los ciudadanos con cuyos sacrificios se sostiene. La tropa debe ser tanto más virtuosa y honesta, cuanto es creada para conservar el orden, afianzar el poder de las leyes y dar fuerza al gobierno para ejecutarlas y hacerse respetar de los malvados que serían más insolentes con el mal ejemplo de los militares. La Patria no es abrigadora de crímenes.” (General José de San Martín, fallecido el 17 de Agosto de 1850)

Furor por San Martín: el sable corvo disparó las visitas al museo

En el 165° aniversario de la muerte del prócer.Unas 22.500 personas pasaron a conocer el arma del Libertador desde que se mudó de Palermo a San Telmo.

Si pudiera trazarse un ranking de los próceres argentinos más populares, seguramente José de San Martín lo encabezaría por amplia ventaja. Basta con reparar en el fenómeno desatado en el Museo Histórico Nacional tras la llegada de su sable corvo: la cantidad de visitas mensuales se quintuplicó desde el 24 de mayo, cuando los granaderos escoltaron el traslado del sable desde el Regimiento de Granaderos a Caballo de Palermo hasta el Museo, donde lo recibió la presidenta Cristina Kirchner.

Desde ese día, más de 22.500 personas pasaron por el Museo, ubicado en Defensa 1600, en San Telmo: un promedio de 11.000 visitas mensuales, contra las 2.000 que solía recibir. El sable corvo es la estrella de la muestra permanente, titulada “San Martín de puño y letra”, que incluye también la recreación de la habitación del prócer en Boulogne sur Mer, Francia –donde murió el 17 de agosto de 1850, hace 165 años–; así como objetos personales y pinturas que retratan sus principales hazañas.

Además se pueden ver varios retratos del Libertador –incluyendo el único daguerrotipo original, de 1848, que inmortalizó a un San Martín anciano y canoso– y fragmentos ampliados de sus cartas. Estos elementos funcionan como prólogo para el gran atractivo del Museo: la sala –similar a una capilla, con un vitral en el techo– donde se exhibe el sable corvo, encerrado en una vitrina iluminada y custodiado por los granaderos. Lo rodean las armas de otros héroes del panteón nacional: Manuel Belgrano, Manuel Dorrego, Juan Manuel de Rosas y Guillermo Brown.

La historia del sable corvo es conocida: San Martín lo compró en Londres, lo empuñó en las guerras de Independencia y, antes de morir, lo legó a Juan Manuel de Rosas en homenaje a su defensa del honor de la República “contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla”. Ya en el siglo XX, la espada fue robada dos veces del Museo Histórico por la Juventud Peronista, que con ese gesto buscó unir, en una misma línea histórica, a San Martín, Rosas y Perón. En 1967 el dictador Juan Carlos Onganía decidió trasladarlo al Regimiento de Granaderos a Caballo, donde permaneció hasta este año.

El recorrido de la muestra se completa con la sección “San Martín interactivo”, una instalación que le permite al público entablar un diálogo virtual con el prócer, y con un rincón para chicos donde se proyectan capítulos de Zamba, la tira animada del canal Paka Paka.

Los textos seleccionados en la exhibición perfilan a un San Martín comprometido con la causa americana y obstinado en mantenerse al margen de las luchas internas en el país. Así lo expresa su carta al general peruano Ramón Castilla, reproducida en varias salas: “En el período de diez años de mi carrera pública, en diferentes mandos y estados, la política que me propuse seguir fue invariable en dos solos puntos: (…) no mezclarme en los partidos que alternativamente dominaron en aquella época en Buenos Aires. (…) El segundo punto fue el de mirar a todos los Estados americanos en que las fuerzas de mi mando penetraron, como Estados hermanos interesados todos en un santo y mismo fin”.

Museos e Inviolabilidad

Interesante su lectura

EVE Museología+Museografía

El año pasado, la casa de subasta Christie’s, en su sede de Londres, vendió la estatua de Sekhemka, una de las más bellas del Imperio Antiguo descubierta fuera de Egipto, por 22 millones de euros sentando así un peligroso precedente. El propietario del tesoro, el ayuntamiento de Northampton (Inglaterra), alegó para justificar la decisión que vendía la estatua para afrontar la renovación del museo de la ciudad Northampton, en cuyos fondos se incluye la colección nacional del calzado.

c0d967fd2319c4633a910a5e943cdc4eTiffany Denise

Entonces, ¿está todo en orden? Nosotros creemos que para nada en absoluto. En un principio el ayuntamiento de Northampton, cuando valoró la posibilidad de la venta de Sekhemka valoró la estatua en 2 millones de euros. En aquel momento declaró que la venta se hacía para poder afrontar el pago de los sueldos del personal del museo de la ciudad. Después dijo que necesitaban renovar tres zonas del museo, para declarar finalmente…

Ver la entrada original 588 palabras más

La Historia a un click: digitalizan documentos del Congreso

Ya se puede consultar en Internet casi 130.000 expedientes, de 1862 a 1955. Hay un pedido para cobrar lo consumido por el Ejército en 1859 o una presentación por el voto femenino, entre muchas otras cosas.

POR JULIETA ROFFO

REVISTA Ñ

Cuando empezó a funcionar, en 1854, la Cámara de Diputados sesionaba en Paraná. Llevaba registro de su trabajo –era mediados del siglo XIX- a mano, con prolija caligrafía a pluma. Los funcionarios se reunieron en sesiones preparatorias antes de que el 22 de octubre de ese año Justo José de Urquiza, que presidía el país, abriera las sesiones ordinarias, un ritual que en nuestros tiempos se cumple cada 1° de marzo. Discutían cómo iban a organizarse, qué comisiones harían falta, sorteaban quiénes serían los primeros en retirarse, tras dos años, para que se renovara la Cámara.

Durante la Segunda Guerra Mundial, mientras el nazismo cometía crímenes de lesa humanidad y, a la vez, ganaba simpatías entre extremistas de todo el mundo, en Diputados sesionaba la Comisión Especial Investigadora de Actividades Anti-Argentinas. Funcionó entre 1941 y 1943, y se dedicó a revisar la incidencia de la ideología nacional-socialista en publicaciones, reuniones y hasta funcionarios públicos: por allí pasó, por ejemplo, una especie de censo que realizó la numerosa comunidad alemana de Misiones, localidad por localidad, para pedir formalmente que no se los considerara a todos seguidores de Adolf Hitler, argumentando que ese sector no alcanzaba el 10 por ciento del total del grupo. Pasaron también denuncias que daban cuenta de las escuelas que reproducían propagandas nazis, y traducciones de revistas que alentaban el antisemitismo. Ese material es parte de los casi 130.000 expedientes que ya están disponibles online enel sitio web de la Dirección de Archivo, Publicaciones y Museos de la Cámara de Diputados.

El Programa de Digitalización de la Documentación Histórica de la Cámara empezó en 2012 con el relevamiento de su archivo físico: según Matías Peña Onganía, a cargo de la Dirección de Archivo, se estimó la existencia de unos 6 millones de documentos.

Se trata, entre otras cosas, de una nueva fuente de consulta para los historiadores –y para los curiosos-. Al momento, se digitalizó todo el material producido entre 1862 y 1955: puede encontrarse, por ejemplo, el proyecto que pide que se declare feriado nacional el día de la muerte de José de San Martín, o la petición de un estanciero santafecino, que en 1869 solicitó una recomposición por la hacienda que había consumido un ejército durante la batalla de Cepeda, diez años antes. Pueden verse los libros de sesión –que en el archivo físico de la Cámara hay que tocar con guantes de tela- de toda la segunda mitad del siglo XIX, y consultar algunas sesiones secretas, que muchas veces trataron la compra de armamento en medio de algún conflicto limítrofe. Puede consultarse un tema específico, y entonces saber que ya en 1940 una agrupación feminista hizo una presentación ante Diputados para exigir el derecho a sufragar. O puede seguirse el trabajo de algún legislador, consultando su apellido y viendo su participación: “Es una forma de poder evaluar la labor legislativa de los Diputados, va a poder verse quiénes trabajaron más, quiénes trabajaron menos. En qué temas se interesaron. Y, a lo largo de la Historia, cómo se fueron abordando distintos temas”, sostiene Peña Onganía.

“Para los historiadores esto implica poder acceder desde cualquier lado y, por supuesto, baja el costo que tiene hacer una investigación. Pero implica además que uno puede chequear la fuente que encontró citada en un libro o en otra investigación, ir al documento de primera mano. Cualquier proceso de digitalización es para celebrar porque permite estar en contacto con documentos que, además, el tiempo deteriora”, explica el historiador Jorge Gelman, actual director del Instituto de Historia Argentina y Americana “Dr. Emilio Ravignani”. Según el autor y docente, “es importante que el archivo estatal se amplíe porque hay allí una información que no hay en ningún otro lado”.

Según Peña Onganía, la digitalización de los documentos, que abarca hasta 1955, costó entre 8,5 y 9 millones de pesos. A través de la firma de un nuevo convenio con la Universidad de Tres de Febrero –el trabajo inicial se hizo por un convenio con la UBA- la Cámara aspira a digitalizar “por lo menos hasta 1983”. Eso incluiría los documentos de la Comisión Asesora Legislativa (CAL) que funcionó durante la última dictadura: “Es material en su gran mayoría administrativo y estará disponible dentro de las Comisiones Especiales”, adelanta el funcionario. Eso sí, corren tiempos de elecciones, y entonces advierte: “Continuar con el programa es una decisión política y estamos ante un cambio de gestión”.

IMPORTANTE: Nuevo servicio de suscripición

Porque nos parece de importancia, volvemos a colocar este post de mayo acerca de nuestro sistema de suscripcion

Revista Historia para todos

Logo revista historia para todos f-08

¡Hola a todos! A partir de hoy, y por cuestiones que hacen a la futura tramitación de registro, nos vemos obligados a cambiar el servicio de suscripción que veniamos utilizando. A partir de hoy utilizamos el servicio brindado por feedburner.

¿Como suscribirse? Sencillo, armamos un tutorial paso a paso para que puedan inscribirse con tranquilidad a este nuevo medio, sigue siendo gratis. Todas las publicaciones que se hagan serán enviadas automáticamente entre las 13 y las 15 hs (huso horario -3) a sus respectivos correos cuando se suscriban.

 

Clickear dentro del recuadro marcado
Clickear dentro del recuadro marcado

Se los trasladará a la siguiente pantalla. Donde esta remarcado en negro deberán colocar su correo electrónico. Luego deberán introducir el texto que les aparecerá y clickear en "Petición de suscripción finalizada"Se los trasladará a la siguiente pantalla. Donde esta remarcado en negro deberán colocar su correo electrónico. Luego deberán introducir el texto que les aparecerá y clickear en “Petición de suscripción finalizada”

¡Ya casi terminamos! Ahora a dirigirse a su correo, por las dudas observar el correo no deseado o la carpeta spam¡Ya casi terminamos! Ahora a dirigirse a su correo, por las dudas observar el correo no deseado o la carpeta spam

En el correo tendrán un link, hacer click en él y...En el correo…

Ver la entrada original 55 palabras más

El Tucuman antiguo en el presente: El diario El Orden – Centro Cultural Eugenio Flavio Virla

IMG_20141112_122703557_HDR IMG_20141112_122715115_HDR IMG_20141112_122719029_HDR IMG_20141112_122738044_HDR IMG_20141112_122819618_HDR

En pleno centro de San Miguel de Tucumán, más precisamente en 25 de mayo al 200, un edificio se destaca en la cuadra junto al del correo. Es el del Centro Cultural Eugenio Flavio Virla perteneciente a la Universidad Nacional de Tucumán, en cuyas dependencias existe una sala de teatro, se hacen muestras artísticas, hay distintas dependencias de la Universidad, un museo y se emite Radio Universidad.

El Centro fue inaugurado en la década del 80, pero sin embargo, no muchos saben que en esas dependencias funcionó por más de veinte años (entre la década del 20 y del 40), uno de los principales diarios de la provincia y principal competidor del diario La Gaceta: el diario El Orden.

A veces caminamos sin ver, sin levantar la cabeza y en el frontispicio, se puede leer grabado de forma clara EL ORDEN. Este diario fue fundado en la década del 80 pero del siglo XIX por Ernesto Colombres, en un tiempo en el cual las disputas políticas eran constantes en la provincia. Rápidamente, el director se apartaría para dar lugar a Leon Rosenvald quien manejaría los hilos del diario hasta mediados (fines si se quiere) de 1910, cuando una enfermedad golpearía su salud dándole paso a sus hijos (León fallece en 1922).

Con el correr de las décadas y bajo el manejo de los hijos de Rosenvald el diario no volvió a conocer el prestigio que tuvo con su padre (El Orden era mencionado con frecuencia en lo que refiere a notas sobre política o la situación del “interior). En el Archivo Historico de Tucuman y en la biblioteca Lillo, los ejemplares continuados llegan hasta fines de la década del 30 para aminorar en los 40’s, más que nada por la pérdida del material. Se cree que alrededor de 1943 el diario cerró sus puertas.

Durante gran parte de su historia, El Orden se posicionó como un actor político de peso en las provincia, de acuerdo al gobierno de turno, particularmente fue constante el ataque a los gobiernos radicales tucumanos a partir de 1917.

9 – 8 – 1914 Fallece el presidente Roque Sáenz Peña

Hoy, 9 de agosto y en correlación con la votación de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de la República Argentina, bien vale recordar esta efeméride. Un día como hoy fallecía el presidente Roque Sáenz Peña, mandatario electo en 1910, impulsor de la ley que llevará su nombre.

El siguiente párrafo corresponde a mi tesis de licenciatura y sirve para graficar su figura brevemente

Su elección en 1910 implicará que la década sea de cambios, entre ellos por la reforma electoral de 1912 impulsada por el presidente Roque Sáenz Peña que estableció el voto secreto y obligatorio para los ciudadanos varones, introduciendo así la representación de la minoría en el ámbito parlamentario y conduciendo a una modificación en el sistema político. El Presidente “buscaba terminar con la apatía del electorado a través de la modernización de las organizaciones políticas que debían evolucionar para transformarse en partidos “orgánicos” e “impersonales”.[1] Esta reforma otorgó significación a la Unión Cívica Radical (UCR) bajo la figura de Hipólito Yrigoyen, quien se erigiría como Presidente en las siguientes elecciones. Con su llegada a la presidencia, en 1916, se pondrían en práctica una serie de cambios en el funcionamiento institucional y electoral.

[1] Bravo, María Celia, Campesinos, azúcar y política: cañeros, acción corporativa y vida política en Tucumán (1895 – 1930), Prohistoria Ediciones, Rosario, 2008, p. 187.

Haro, Agustín, Andrés Bazan Frías: imaginarios, realidades y mito, tesis de licenciatura, Universidad Nacional de Tucumán, 2015

La situación de los homosexuales en Alemania hasta la época nazi

De EDUARDO MONTAGUT para NUEVA TRIBUNA

Cuando Alemania completó su proceso de unificación se introdujo en 1871 en el nuevo Código Penal un artículo que castigaba con penas de prisión las relaciones sexuales entre hombres.

Los nazis cosían triángulos rosa en los uniformes de los acusados de actos homosexuales.

Cuando Alemania completó su proceso de unificación se introdujo en 1871 en el nuevo Código Penal un artículo que castigaba con penas de prisión las relaciones sexuales entre hombres. El artículo número 175 señalaba lo siguiente: “la fornicación/lujuria contra natura realizada entre hombres o de personas con animales se castigará con pena de cárcel; también se podrán retirar los derechos civiles”. Esta penalización recogía el punto de vista conservador prusiano de su propio código frente a otros mucho más liberales, como los de Baviera o Hannover que, ya en la primera mitad del siglo XIX habían despenalizado dichas relaciones, fruto de la influencia francesa. En 1913 se estableció una aclaración sobre lo que significaba la “fornicación/lujuria contra natura”, que quedaría definida como “acciones similares al concúbito natural”, pero como esta definición era un tanto ambigua, se dejó a la interpretación de los jueces.

En el año 1900 se aprobó una ley que prohibía la publicación y venta de libros e imágenes lujuriosas, con fuertes penas pecuniarias y de cárcel.

Los socialdemócratas comenzaron a luchar a finales del siglo para que el Parlamento alemán aboliera el artículo 175. Se hicieron eco de la campaña que había emprendido el psiquiatra Magnus Hirschelfd y su Comité Científico-Humanitario contra el mencionado artículo. Auguste Bebel declaró en 1898 que la policía de Berlín tenía listas tan largas de homosexuales y que abarcaban todas las clases sociales que el Estado prusiano se vería obligado a construir dos nuevas cárceles. Bebel se refería a las “listas rosas”, “listas de homosexuales” o “listas de sospechosos de homosexualidad”. El calificativo de “rosas” debió aparecer mucho tiempo después, terminada la Segunda Guerra Mundial. En esas listas se incluían a los que acudían a los baños públicos en busca de sexo anónimo o frecuentaban determinados ambientes.

En la época de la República de Weimar se mantuvo e intensificó la represión contra los homosexuales, pero el grado de la misma no fue uniforme en todo el país. Al parecer, en las ciudades de Berlín y Hamburgo había un grado de mayor tolerancia por parte de la policía, frente a lo que ocurría en otras ciudades. En esta época se crearon unidades policiales específicas para perseguir a los homosexuales y se siguieron elaborando las “listas rosas”.

La batalla legal iniciada a finales del siglo XIX por los socialdemócratas contra el artículo 175 comenzó a tener sus frutos en la segunda mitad de los años veinte. Importantes intelectuales, escritores, artistas y científicos alemanes apoyaron dicha abolición. Entre ellos, habría que destacar a Thomas Mann, Rainer Maria Rilke, George Grosz, August Bebel, Karl Kaustky, etc.. En una comisión parlamentaria del año 1925 se propuso eliminar el artículo 175 y sustituirlo por otros dos, intentando penalizar solamente los casos con agravantes, es decir, de aquellos de hombres que ejerciesen una posición de poder para conseguir sexo con otros hombres, los que acudiesen a la prostitución y los que tuviesen relaciones sexuales con menores de 21 años. Bien es cierto que se mantenía la discriminación pero en el proyecto de reforma del Código Penal de 1929 se despenalizaba el sexo entre hombres adultos. Pero dicha reforma nunca entró en vigor. Todo se paralizó cuando los nazis irrumpieron con fuerza en el Parlamento e hicieron imposible la formación de una mayoría para conseguir aprobar la reforma.

El Tucuman antiguo en el presente: la Sociedad Extranjera de Socorros Mutuos y Beneficencia

IMG_20150129_145903875_HDR IMG_20150129_145918416_HDR IMG_20150129_145928056_HDR IMG_20150129_145938759_HDR

La Sociedad Extranjera de Beneficencia y Socorros Mutuos, ubicada en San Miguel de Tucuman en calle San Martin 1154, fue la primera asociación mutual de la provincia, considerada como la más antigua del país y madre de otras sociedad que se abrieron años después en la ciudad, ya que los fundadores de la Sociedad Española, la Italiana, pertenecía a la Sociedad Extranjera..

Con un salón de importantes dimensiones, el edificio comenzó a ser construido a comienzos del siglo XX para terminarlo en 1926. Actualmente se encuentra cerrado y con posibilidades de que la parte trasera sea demolida para construir un edificio

Ojalá que esto no suceda, el edificio pueda ser revalorizado por la Municipalidad y entre en funcionamiento nuevamente, sea como Centro Cultural o de Convenciones. Resulta de un valor incalculable para la rica historia de la inmigración en Tucumán.

El sudor ingles, la misteriosa enfermedad que asolaba a los ricos y desapareció de la historia

En ABC

El sudor inglés mató a Arturo Tudor en 1502, el hombre llamado a reinar en Inglaterra junto a la española Catalina de Aragón, que, descartando volverse a España con los Reyes Católicos, contrajo años después matrimonio con el hermano del fallecido, Enrique VIII. Además de al posterior matrimonio, dificultoso hasta el punto de causar la escisión de la Iglesia Católica, la española sobrevivió a la misteriosa enfermedad que fulminó a su marido adolescente y que los médicos nunca han sabido identificar. El sudor inglés, que saltó de país en país con un comportamiento extraño, no se había conocido antes de 1485 ni volvió a conocerse después de 1552. ¿Se la llevó el viento?

También llamado «sudor anglicus» o «pestis sudorosa», «la enfermedad Inglesa del Sudor» contaba con unas características poco corrientes. No atacaba a los bebés ni a los niños pequeños, y sus víctimas eran, mayoritariamente, varones jóvenes, sanos y fuertes de buena posición económica. Los síntomas podían confundirse con un proceso gripal (palidez, debilidad, estremecimiento, frío y accesos de fiebre), salvo porque pasados solamente uno o dos días: el sujeto o moría o mejoraban de forma casi inmediata. El sudor excesivo también era otro de sus rasgos de identidad, de ahí su nombre.

La enfermedad estuvo estrechamente vinculada a Inglaterra, lugar de su origen y donde se registraron cinco oleadas durante los siglos XV y XVI antes de desaparecer sin dejar rastro. Sin que se conozcan datos sobre el punto donde se originó, las primeras referencias aparecen en una epidemia que en el año 1485 afectó a la flota que transportaba alas tropas del Duque de Richmond en el contexto de la guerra de las Dos Rosas. La epidemia se extendió por toda la flota y después a su llegada a los puertos ingleses contagió pueblos y ciudades. Lejos de propagarse entre los más débiles y mal alimentados, la enfermedad se focalizó en las clases sociales altas y medias: los primeros en morir en Londres fueron el Lord Mayor (el alcalde) y sus concejales. Lo más sorprendente es que, según las crónicas, esta primera epidemia no tuvo su réplica en ningún otro rincón de Europa, ni siquiera en los vecinos territorios de Escocia e Irlanda. Entre el mito y la realidad, se llegó a sostener que ningún extranjero residente en Inglaterra fue contagiado por el extraño sudor, que persiguió a los ingleses hasta Francia como si se tratara de una plaga bíblica teledirigida contra ellos.

¿Hantavirus transmitido por roedores?

Pero además de selectiva, la epidemia destacó sobre todo por su alta letalidad: algunas ciudades inglesas perdieron más de un tercio de sus habitantes. Los síntomas, no en vano, eran muy distintos a la otra enfermedad conocida, la peste bubónica, capaz de provocar tantas muertes en tan poco tiempo. Con la misma celeridad con la que había llegado, «el sudor inglés» se marchó de forma inesperada y no volvió a aparecer hasta una década después. A las oleadas que asolaron de forma periódica Inglaterra, les siguió una en 1528 que dio finalmente el salto al continente europeo, pero sin dejar un rastro lógico. Afectó primero a los franceses, luego a los alemanes donde provocó más de un millar de muertes en una semana, y desde allí se extendió a Suecia, Suiza, Dinamarca y Noruega, Lituania, Polonia y Rusia, Bélgica y Países Bajos. En cada lugar la infección no duró mas de un par de semanas, y antes de finalizar el año había desaparecido, excepto en el este de Suiza, donde permaneció hasta el año siguiente. La epidemia también golpeó a los turcos que en ese momento, en 1529, mantenían bajo asedio la ciudad de Viena, siendo uno de los principales motivos de que tuvieran que retirarse sin conseguir finalmente su objetivo.

«El sudor inglés», la misteriosa enfermedad que asolaba a los ricos y desapareció de la historia

ABC
Retrato de Arturo Tudor

Después de 1552, no se volvieron a registrar más brotes con ese nombre. Todavía hoy está plagado de interrogantes para los expertos en epidemias qué tipo de enfermedad fue, aunque se ha conjeturado con varia causas posibles como algún tipo de gripe o por un hantavirus que provocaba afecciones pulmonares graves. En caso de ser un hantavirus pudo ser transmitido o por roedores o simplemente por la transmisión directa de persona a persona. La idea de que solo afectara a ingleses está completamente descartada y pertenece al mundo de los mitos. También las causas que originaban la enfermedad son objeto de especulación, pudiendo ser culpa de las aguas residuales y de la falta de higiene, lo cual explicaría que se propagara sobre todo a los núcleos urbanos y, en consecuencia, apersonas de altos recursos económicos.

Por su parte, el hecho de que se focalizara especialmente en sujetos sanos no resulta tan inusual. La gripe A, que sembró el pánico a nivel mundial en 2009, tuvo su mayor incidencia entre jóvenes y adultos sanos. Según un artículo publicado en 2012 por un grupo de investigadores estadounidenses y argentinos en la revista «Nature Medicine», la explicación estaría en que los adultos sanos que murieron durante la pandemia lo hicieron por daños en el pulmón, provocados por una exagerada reacción de su sistema inmune. Los afectados tenían anticuerpos preparados para defenderse de otros virus gripales aunque ineficaces contra el H1N1. La respuesta de estos anticuerpos no protectores frente al nuevo virus provocó una cascada de reacciones incontrolada que terminó en un ataque directo a los pulmones.

«El sudor inglés», la misteriosa enfermedad que asolaba a los ricos y desapareció de la historia

WIKIPEDIA
Plano circular de Viena, tomando como centro la Catedral de San Esteban, en torno a 1529

Así y todo, entre 1718 y 1861, la enfermedad conocida como «Picardy sweat», por tener su origen en esta región de Francia, se extendió por Italia y Alemania con unas características parecidas al «sudor inglés», aunque afectaba durante un período de una a dos semanas y era menos mortal, además de ir acompañada de una erupción cutánea.

Call for papers – Apertura de convocatoria para la recepción de artículos, reseñas y transcripción de documentos para el Nº2 de la Revista

Village Roads – George Seurat

Hoy 3 de agosto se abre una nueva convocatoria para la recepción de artículos (historia general y de Tucumán), reseñas y transcripción de documentos para el nº2, a ser lanzado en diciembre de 2015, y probables sucesivos (aclaramos al final de la convocatoria).

La recepción se efectuará para todas las secciones hasta el 30 de septiembre inclusive.

Siguiendo con nuestra idea principal, cada sección busca ser abarcativa, permitiendo la recepción de diversas temáticas de investigación histórica (y también con relación a otras disciplinas como la sociología, la antropología, la etnología, la filosofía, la literatura)

Todos los artículos pasan por un dos procesos, uno de adaptación a las normas editoriales y otro la evaluación a doble ciego por parte de miembros del comité. El autor deberá corregir su producción en base a las observaciones que los evaluadores dictaminen y el directorio, con la corrección final, hará el dictamen definitivo. El plazo para llegar al final del proceso, sea positivo o no, suele ser de 2 meses. Las reseñas y la transcripción de documentos serán evaluadas por el directorio.

Las secciones del número 2 serán 4:

Historia general: dedicada a un arco temporal y temático amplio que busque divulgar científicamente artículos que vayan desde la arqueología a la historia contemporánea (tomando las temáticas particulares que puedan surgir, pueblos originarios, historia de la ciencia, de la criminalidad, medicina, etc.)

Historia de Tucumán: centrada en la región del Tucumán (para el espacio colonial) y más precisamente a Tucumán como provincia. Se recibirán artículos que vayan desde estudios acerca de los pueblos originarios hasta el siglo XX. ACTUALIZACIÓN 21/8 Sección de Historia de Tucuman – Pequeños avances sobre Tucuman

Para fomentar las investigaciones acerca de historia de (o del) Tucumán por parte de estudiantes y aquellos que se animen a enviar sus aportes, hemos decidido abrir un apartado dentro de la sección Historia de Tucumán llamado “Pequeños avances”. Estos trabajos que deben llegar a 7 páginas de máximo, contando introducción (presentando el tema, los objetivos e hipotesis que se tienen con el trabajo), conclusión y bibliografía, siguiendo las normas editoriales para todas las secciones (incluyendo resumen y palabras clave). Los mismos serán analizados por el directorio en lo que refiere a las normas editoriales y serán evaluados de igual forma que a todos los artículos.

Esta decisión implica buscar consolidar un lugar en nuestra revista que creemos debe ser de importancia: la historia de nuestra provincia.

A pesar de esto, aquellos que deseen enviar artículos con la extensión de las normas (10 a 15 páginas sin contar introducción ni cocnlusión), serán recibidos y evaluados de igual forma. La idea de los próximos números es equiparar la seccion general y la de Tucumán, por lo que los invitamos a participar de esta última.

Reseñas críticas: dedicadas a libros o artículos, entendidas como un análisis que posibilite ver los puntos positivos y negativos, o aquello que puede faltarle a la producción que se esta reseñando. No son resúmenes.

Transcripción de documentos: nueva sección dedicada a la transcripción de documento de archivo como un lugar que le posibilite a los investigadores compartir recursos

NORMAS EDITORIALES: https://revistahistoriaparatodos.wordpress.com/2014/11/21/normas-editoriales/

Aclaración a probables sucesivos:

Debemos comentarles que los artículos son aprobados a medida que son devueltas las correcciones finales por parte de los autores, en caso que el artículo/reseña/transcripción de documento sea enviado cerca del cierre de la convocatoria, teniendo en cuenta el proceso evaluativo, es probable que no llegue a formar parte del nº2 por lo que puede llegar a pasar para el nº3. En ese caso, el director le remitirá una nota con su firma, número de registro de la revista, explicando la situación para que pueda ser anexada en el currículum en caso de ser necesario. 

El Tucuman antiguo en el presente: Villa de Medinas (Departamento de Chicligasta)

Plaza de Medinas
Plaza de Medinas
Iglesia de Medinas
Iglesia de Medinas
Casa tipica de Medinas
Casa tipica de Medinas
Iglesia de Medinas
Iglesia de Medinas
Iglesia de Medinas
Iglesia de Medinas
Iglesia de Medinas
Iglesia de Medinas
Casa tipica de Medinas
Casa tipica de Medinas
Plaza de Medinas
Plaza de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Plaza de Medinas
Plaza de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Comisaria y Juzgado de Paz de Medinas
Escuela Warnes
Escuela Warnes
Casa tipica de Medinas
Casa tipica de Medinas

La Villa de Medinas (o Medinas simplemente), es una comuna rural perteneciente al departamento de Chicligasta, al sur de la provincia de Tucumán, a 8 km de Aguilares y 12 km de la Ciudad de Concepción

De acuerdo al INDEC cuenta con una poblacion de 1549 habitantes (2010)

Actualmente la ciudad es Patrimonio Historico Nacional, en la plaza principal hay carteles indicativos que señalan la historia del lugar, por ejemplo, la de la Iglesia, la cual lamentablemente se encontraba cerrada.

(WIKIPEDIA)

Del libro: Madre Mercedes Pacheco: fundadora de las Hermanas Misioneras Catequistas de Cristo Rey, Segundo Volúmen,. M. Angel Vergara. Bs. As. 1967. p.323.

En la vieja iglesia de la Villa de Medinas, puede verse una antigua imagen del siglo XVII de la Virgen de La Merced, Nuestra Señora de la Merced, traída a Argentina por la familia del teniente gobernador don Gaspar de Medina. Todos los 24 de septiembre se celebra el día de la Virgen con procesión religiosa día que el pueblo adquiere un brillo renovado.

“Medinas no tiene riendas pero sujeta” dice un refrán popular, queriendo denotar que quien es de Medinas o quien visita el lugar, siempre regresará.

Originariamente se la denominaba Acapianta.

La invasión española llegó a Tucumán al mando de Diego de Rojas en 1543, y con el criterio de que la Corona Española era propietaria de las tierras a conquistar, se tenía por costumbre el hacer concesiones de las mismas y de los naturales que la habitasen, los cuales eran sometidos a quienes hubiesen colaborado con la empresa conquistadora, esto es lo que se conocía como “mercedes de tierras”.

Dichas concesiones se efectuaban en las localidades más importantes, por la fertilidad de su suelo y por su cercanía a San Miguel de Tucumán y que comprendían Monteros, Río Chico y Chicligasta. Estas Mercedes se concedieron hasta el siglo XVI, ya que en el siglo XVII empezaría la colonización, pues la conquista ya había agotado sus frutos, que no eran otros que todas las tierras invadidas, los indígenas sometidos física y espiritualmente a través de la imposición de la religión católica y la posterior desaparición física de los mismos debido al estado de esclavitud que les tocó sufrir, motivos por los cuales terminaron con las encomiendas ya que no había más indígenas para repartirse.

Así llegarán, después de Diego de Rojas, otras oleadas invasoras hasta que ya entrado el año 1565, quien en ese entonces era Gobernador del Tucumán y en 1553 había fundado la ciudad de Santiago del Estero, Francisco de Aguirre, ordena a su sobrino Don Diego de Villarroel, fundar una ciudad en el Valle del Tucma, más precisamente en el sitio ocupado primero por la ciudad del Barco I, primer emplazamiento español en Tucumán fundado por Núñez del Prado y luego ocupado por Cañete, levantado por Juan Pérez de Zurita, en el paraje que se conocía hasta ese entonces como Ybatín o Ibatín, situado a 8 o 9 km de la actual ciudad de Monteros y al que se llamó San Miguel de Tucumán, ciudad que se mantuvo por más de cien años y que soportó muchas penurias, entre ellas, la invasión calchaquí de octubre de 1578, alzamiento capitaneado por el cacique Gualán, que encontraría la muerte a mano del Teniente Gobernador Don Gaspar de Medina, un fiel servidor de Francisco de Aguirre.

Por supuesto, Don Gaspar de Medina, no estaría exento de los beneficios de los que gozaban los colaboradores de la conquista, así fue que recibió también su parte: un feudo y una encomienda en Acapianta que era atendida por un hijo de su primer matrimonio, García de Medina y Castro, a partir del cual tomaría la villa su nombre en 1643, fecha de su muerte.

El siglo XVIII marca para Medinas la edad de oro. Constituía juntamente con la capital y Monteros lo más importante en todo el territorio de la provincia. Medinas se encuentra enclavada en uno de los departamentos más antiguos y ricos de Tucumán, en Chicligasta.

A medida que se habría caminos y se tiraban rieles, encendía la antorcha del progreso al paso del tren, del automotor o del vehículo transportador, contribuyó sin duda alguna a afirmar y acrecentar la vida social y comercial de Medinas.

El Ferrocarril Central Córdoba constituía en primer lugar una de las principales fuentes de la actividad y el movimiento de la vida medinense. En los años que corren del 1876 al 1886, Medinas tuvo máxima preponderancia constituyéndose en un centro de vital importancia favorecida por el camino que la llevaba a Télfener (hoy Monteagudo).

Medinas por medio de su transporte o de su comercio mayorista hacía llegar su mercancía a distintos puntos del sur tucumano.

El desarrollo cultural y social corría paralelo con progreso económico y comercial. Constituida Medinas en un emporio comercial tuvo en sus manos la brújula de lo cultural y social.

La primera escuela pública y gratuita que se estableció en Medinas se remonta al mes de octubre del año 1855. Cinco meses antes se la había establecido en la ciudad de Tucumán. El radio de acción de la escuela sería sin duda alguna amplio y abarcaría varios km a la redonda.

Amen de la escuela pública sostenida por la provincia, había una o dos escuelitas particulares más.

En 1905 se construyó el edificio de la Escuela Coronel Warnes, y el terreno fue donado por los Sres. Fermín Marchant, José Zelarayán, Saturnio Lobo y Abraham Agudo. El arquitecto Dall’Asta se encargó de confeccionar el plano.

Como instrumento de cultura funciona la Biblioteca Popular Gobernador Lucas A. Córdoba desde el año 1915 y fue fundada por el Dr. Estegidio de la Vega.

La vida social de Medinas llegaba a la plenitud de su apogeo, lo más distinguido y lo más granado de la sociedad de Monteros y de Tucumán llegaban a este pueblo para celebrar distintos acontecimientos.

Como sociedad particular de la época estaba el Centro Social de Medinas, el cual dicta en el año 1895 y contaba con un local propio hermosamente decorado y con su rico mobiliario. En el mismo año las damas de misericordia fundaron el Hospital San José de Medinas, el cual atendía a pacientes de varios kilómetros a la redonda.

Actualmente la Comuna Rural firmó un convenio con la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT para la preservacion y revalorización del pueblo histórico.

——————

(DOCTRINA EN ACCION https://doctrinaenaccion.wordpress.com/…/la-historica-vill…/)

Fue a mediados del siglo XVI, cuando el gobernador Francisco de Aguirre, otorgó al capitán Gaspar de Medina una encomienda, es decir, una porción de tierra con un grupo de indios para que la trabajaran, de un sitio denominado Acapianta, que probablemente abarcaba el espacio comprendido entre los ríos Medinas y Gastona, marcando, así, el inicio remoto de la actual villa.
Algunos historiadores sostienen, por el contrario, que Acapianta formaba parte de la encomienda de Yucumanita, dada como dote a Doña Violante Godoy, cuando casó con Diego de Medina y Castro, hijo de nuestro Gaspar de Medina.
De cualquier manera, ya sea por el padre o uno de sus hijos, en el nombre de la villa y del río perdura el apellido Medina pluralizado.
Apogeo
La etapa de mayor prosperidad se produjo durante el XIX, cuando se estableció el Ferrocarril Provincial Noroeste, que posibilitó un activo comercio en la zona. Este progreso redundó en un crecimiento al punto de competir con Monteros por ser la segunda población de la provincia.
La creación de algunas instituciones nos muestra la gravitación de Medinas en Tucumán: en 1844, se estableció la comisaría, en 1855 se fundó la escuela pública, en el mismo año que la primera escuela en la ciudad; en 1870, comenzó a funcionar la oficina de Correos y Telégrafos; en 1895, se erigió el hospital San José, en 1896, se instituyó el Juzgado de Paz.
Según la tradición, la ruina de Medinas se originó en el hecho de haber quedado fuera de la nueva línea del Ferrocarril Central Córdoba, porque el dueño de las tierras por donde debía seguir el trazado se opuso a que atravesara su propiedad.
En 1999 fue declarada “Pueblo Histórico Nacional” por el decreto 113 de la Presidencia de la Nación, para iniciar el rescate de su rico patrimonio arquitectónico, único testimonio en nuestra provincia de las casas señoriales del siglo XIX.
La actual iglesia de Medinas fue construida por el Presbítero Miguel Román entre 1833 y 1884, para reemplazar al antiguo templo que estaba casi derruido. Consta de 22 metros de frente por 43 de fondo. En su interior se venera a la Virgen de la Merced, patrona de Medinas, cuya imagen, tallada en una sola pieza de madera se remonta a, por lo menos, el siglo XVIII. La iglesia fue declarada monumento histórico nacional por la ley 25.149 de 1999. Cada 24 de septiembre, la villa renace con los festejos en honor de la Virgen, para sumirse nuevamente en el sueño del olvido.

CLAVES PARA ENTENDER NUESTRO TIEMPO