XVII JORNADAS INTERNACIONALES SOBRE LAS MISIONES JESUÍTICAS (25-28/10, Brasil)

La Comisión Organizadora de las XVII Jornadas Internacionales sobre las Misiones Jesuíticas invita a los interesados a participar de este evento, que tendrá lugar entre los días 22 al 25 de octubre de 2018, en la Universidade do Vale do Rio dos Sinos (UNISINOS), en la ciudad de São Leopoldo, Río Grande do Sul; Brasil.

Castellano_Segunda Circular_XVII Jornadas Misiones Jesuíticas 2018 (com logo

Anuncios

Enzo Traverso. “La historia como campo de batalla, interpretar las violencias del siglo XX”

20637797_477220232643870_2018536596058844650_n

La caída del muro de Berlín en 1989 no es una marca más en el desarrollo cronológico del siglo XX; indica un umbral que cierra una época para abrir una nueva. Representa el punto de inflexión de una transición al cabo de la cual el paisaje intelectual y político experimentó un cambio radical, el vocabulario se modificó y los antiguos parámetros de análisis fueron reemplazados. La historiografía, profundamente afectada por esta ruptura, ha debido cuestionar sus paradigmas, interrogar sus métodos y redefinir sus áreas.
En La historia como campo de batalla, Enzo Traverso reconstruye de manera magistral y desde una perspectiva crítica el panorama de las transformaciones que se encuentran en el centro de los debates historiográficos actuales. Aborda las grandes categorías interpretativas para echar luz simultáneamente sobre la riqueza y los límites de sus contribuciones o de sus metamorfosis. Interroga el comparatismo histórico, primero, estudiando los usos de la Shoah como paradigma de los genocidios, y después, poniendo en paralelo el exilio judío y la diáspora negra, dos temas centrales de la historia intelectual. Por último, analiza las interferencias entre historia y memoria, entre distanciamiento y sensibilidad de lo vivido, que afectan hoy a cualquier narración del siglo XX.
“Para quienes no han elegido el desencantamiento resignado o la reconciliación con el orden dominante, el malestar es inevitable. Probablemente la historiografía crítica se encuentre hoy bajo el signo de tal malestar. Hay que tratar de volverlo fructífero.”

LIBRO ENCONTRADO EN FACEBOOK

Roger Chartier- La historia o la lectura del tiempo

image

Desde los años setenta y las obras de Paul Veyne, Hayde White y Michel de Certeau, los historiadores han discutido dos cuestiones esenciales: por un lado, la tensión entre la forma retórica y narrativa de la historia, compartida con la ficción, y su estatuto de conocimiento comprobado; por el otro, la relación entre el lugar social donde la historia como saber se produce (ahora la universidad, anteriormente la ciudad antigua, el monasterio, las cortes, las academias) y sus temas, técnicas y retórica. Recordando y desplazando estas cuestiones clásicas, este ensayo hace hincapié en tres problemas más recientes: 1) La competencia para la representación del pasado entre historia, literatura y memoria; 2) Las posibilidades y efectos de la comunicación y de la publicación electrónicas sobre la investigación y la escritura históricas; 3) La construcción de la relación entre las experiencias del tiempo y la construcción del relato histórico.

EL LIBRO

Annales abre el abanico

21687479_1630796353607501_676963465892736853_n

La revista Annales, fundada por Marc Bloch y Lucien Febvre acaba de ingresar en una nueva etapa. Una de las publicaciones más prestigiosas a nivel historiográfico, ahora en co-asociación con la Cambridge University Press, comienza a aceptar publicaciones en inglés, con objeto de abrir el panorama de lecturas.

El último número está disponible acá https://www.cambridge.org/core/journals/annales-histoire-sciences-sociales-english-edition/issue/AD583AF83A80F5C78289DD827EC60E84?utm_source=Facebook&utm_medium=Hootsuite&utm_campaign=ANE_71-1_Sep17

Vivir con lo justo. Estudios de historia social del trabajo en perspectiva de género. Argentina, siglos XIX y XX (27 – 9 / 19 hs / Tucuman)

21731032_529337190735492_1181130228742673857_n

#Presentación de libro
“Vivir con lo justo. Estudios de historia social del trabajo en perspectiva de #género. Argentina, siglos XIX y XX”
Miércoles 27 de septiembre
19 horas | Museo de la Universidad Nacional de Tucumán (San Martín 1545)
Autoras: Andrea Andújar, Laura Caruso, Florencia Gutiérrez, Silvana Palermo, Valeria Pita y Cristiana Schettini

Presentación estará a cargo de la Dra. María Celia Bravo –docente de la FFyL e investigadora del ISES (UNT-CONICET– y la Dra. Andrea Andújar –investigadora del CONICET en el Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género de la UBA–

Ciro F.S Cardoso – Introduccion al trabajo de la investigacion historica

introduccion-al-trabajo-de-la-investigacion-historica-ciro-cardoso-1-638

Las pequenas grandes obras de Carlo M. Cipolla, Contra un enemigo mortal e invisible, Entre la historia y la economia, El gobierno de la moneda, … alimentaron en sus inicios una coleccion que se ha ido enriqueciendo con textos indispensables para quienes se inician o adentran en el oficio de historiador. Asi, por ejemplo, El debate Brenner, de T. H. Aston y C. H. E. Philpin, Imperialismo ecologico, de Alfred W. Crosby, Problemas historicos e interpretaciones economicas, de Charles P. Kindleberger, Agenda para una historia radical, de E. P. Thompson o La investigacion historica: teoria y metodo, de Julio Arostegui. El profesor Cardoso aborda en este libro los problemas epistemologicos, teoricos y metodologicos que plantea el estudio de la historia, y analiza, por otra parte, los aspectos practicos del trabajo de investigacion. « Este libro -nos dice-puede ser considerado como un trabajo de filosofia de la ciencia, pero opuesto a las discusiones abstractas y metafisicas en ese campo. Lo que hallaran aqui son reflexiones y consejos de un historiador de profesion. (Google books)

INTERNET

Un historiador logra que ocho ayuntamientos homenajeen a sus vecinos deportados a campos nazis

Víctor Peñalver delante de la presa de El Cenajo, construida por prisioneros esclavos republicanos / Foto: Carlos Hernández

Víctor Peñalver delante de la presa de El Cenajo, construida por prisioneros esclavos republicanos / Foto: Carlos Hernández

“Nunca creí que pudiéramos transformar el mundo, pero creo que todos los días se pueden cambiar las cosas”. La frase, verbalizada por la resistente antinazi, periodista y escritora francesa Françoise Giraud, resume el espíritu con el que se levanta, cada mañana, Víctor Peñalver Guirao. Con solo 25 años, este historiador murciano se conjuró para lograr que la Región de Murcia dejara de ser una de las comunidades autónomas más desmemoriadas de España.

Sin ningún tipo de ayuda ni apoyo institucional, comenzó a visitar ayuntamientos y grupos políticos municipales de las poblaciones cercanas a su localidad natal, Cehegín. Dos años después, su discreto y, a la vez, constante trabajo ha dado sus frutos: ocho consistorios, incluido el de la capital murciana, han aprobado mociones de reconocimiento y homenaje a sus vecinos deportados a campos de concentración nazis. Tres de ellos ya han inaugurado, además, monumentos con la misma finalidad y el resto tiene previsto erigirlos en los meses venideros.

Peñalver comenzó a ser conocido en Murcia por su trabajo sobre algunos centros de detención del franquismo y por su investigación sobre la utilización de prisioneros republicanos y la muerte de algunos de ellos, durante la construcción del embalse del Cenajo.

Ese último trabajo sirvió, además para que el ayuntamiento de Moratalla y el Grupo Socialista en el Congreso pidieran a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) que retirara la placa que recordaba la inauguración del pantano, presidida por Franco, y colocara otra recordando el papel que jugaron los prisioneros republicanos. La CHS terminó cediendo, pero solo a medias. Quitaron la placa franquista sustituyéndola por otra que no mencionaba a los prisioneros esclavos.

Junto a esos trabajos, sus mayores esfuerzos se han centrado en reivindicar la figura de los españoles y españolas que pasaron por los campos de la muerte de Hitler: “Todo empezó en 2015 –nos dice–. Al cumplirse 70 años de la liberación de los campos de concentración aparecieron nuevos libros y se habló bastante sobre el tema. Sin embargo había un desconocimiento general entre la población porque este asunto ha sido y sigue siendo ocultado intencionadamente en los programas educativos”.

El joven historiador asegura que la Historia oficial “ha construido una sociedad que cree que los judíos fueron las únicas víctimas en esos campos; desconoce que también hubo más de 9.300 compatriotas nuestros, de los que 5.500 murieron allí”. Por ello, decidió que debía intentar “sacar del olvido a estos hombres y mujeres para que se reconociera su papel en la defensa de las libertades, primero en España y después en Europa”, afirma.

Primera parada, su pueblo

Lo primero que hizo fue reunir información sobre los vecinos, nacidos en municipios murcianos, que habían pasado por Mauthausen y por otros campos de concentración nazis. Después, se dedicó a redactar instancias y a presentarlas en los correspondientes ayuntamientos: “Empecé en mi pueblo, Cehegín, y en el de los municipios más cercanos de la Comarca del Noroeste de Murcia”.

Asegura que comenzó por esta zona “por puro pragmatismo”. En una sola mañana, prosigue, “podía visitar hasta cinco ayuntamientos para dar registro de entrada a los datos que había obtenido y a estas instancias en las que pedía la construcción de un lugar de memoria, ya fuera placa o monolito, en el que se incluyeran los nombres de sus vecinos deportados”.

Peñalver se encontró con reacciones de lo más diversas entre los políticos: “Primero, siempre, eran de sorpresa ante el hecho de que hubiese víctimas del genocidio nazi allí, en sus pueblos. Después hubo colaboración en unos casos y pasividad en muchos otros. De hecho hay ayuntamientos que tienen mi solicitud desde 2015 y, pese a insistirles mucho, todavía no tengo respuesta. Por eso, a veces, ante el silencio de los gobiernos municipales, decidía ponerme en contacto con partidos de la oposición, principalmente Izquierda Unida, para que llevaran mi solicitud a pleno y se votara”.

El historiador valora que, cuando ha logrado que sean llevadas a pleno, sus iniciativas siempre han sido aprobadas: “Hemos conseguido ocho pequeñas grandes victorias. Ocho mociones aprobadas en otros tantos municipios. Y casi siempre ha sido por unanimidad. Precisamente, la única excepción fue en mi pueblo”, dice.

Peñalver recuerda que “ en el debate la portavoz del PP en Cehegín dedicó su primer turno a hablar del paro, juventud, vivienda… Su segunda intervención la utilizó para pedir un reconocimiento a los caídos de la División Azul y para criticar mi labor como historiador. ¿Por qué aprovechó el debate sobre los deportados cehegineros para pedir un reconocimiento a sus verdugos, a los franquistas, a la División azul, a los aliados de Hitler? Yo creo que situaciones como esta demuestran que el relato franquista de la Historia no solo se mantiene, sino que es defendido por un gran número de personas”.

El superviviente del campo nazi de Mauthausen Juan Aznar interviene por videoconferencia en uno de los actos organizados / Foto cortesía familia Aznar
El superviviente del campo nazi de Mauthausen Juan Aznar interviene por videoconferencia en uno de los actos organizados / Foto cortesía familia Aznar

Cada acto es un premio

En el caso de la ciudad de Murcia y de Caravaca de la Cruz, el homenaje pudo ser disfrutado por los dos últimos deportados murcianos de Mauthausen que quedan con vida y que son naturales de estas dos localidades. Se trata de Francisco Griéguez y de Juan Aznar. “Confieso que su mera existencia fue otro de los motivos que me empujaron a seguir adelante con este trabajo. Tras más de setenta años de silencio y olvido, de los cuales cuarenta pertenecen al periodo democrático, teníamos la posibilidad de honrar y homenajear a dos personajes históricos y que ellos pudieran verlo y disfrutarlo en vida junto a sus familiares”, apunta.

Y así fue, en el acto de Caravaca de la Cruz, Juan Aznar pudo incluso intervenir a través de una videoconferencia realizada desde la localidad francesa en la que reside. “Escucharle, después de todo lo que sufrió en Mauthausen, hablar sin un ápice de rencor… con humildad y bondad; fue muy emocionante. Jamás pensé, cuando empecé con esto que se organizaría un acto así: una sala llena, multitud de vecinos, familiares de un deportado y un superviviente agradeciéndonos todo el cariño mostrado. Conocer a Juan ha sido el mejor momento que me ha brindado esta profesión”.

El historiador afirma que también le resulta muy gratificante ver a los descendientes de los homenajeados asistir a estos actos, aunque no puede evitar un cierto sentimiento de vergüenza. “Siento la necesidad de pedirles perdón; como ciudadano de un país democrático resulta hiriente que estos héroes hayan sido apartados de nuestra historia. Francia los acogió y les homenajeó; y, sin embargo, en España no encontraron ni un tímido gesto de cariño”, sostiene.

Mirando ya hacia el futuro, Peñalver piensa centrarse en recuperar la historia de las cárceles, centros de detención y campos de concentración franquistas que funcionaron en Murcia durante la dictadura y, nuevamente, en los deportados a campos nazis. Afirma que llevará estas propuestas a más ayuntamientos de la Región e incluso de fuera de ella.

“Ya he empezado en la provincia de Almería con el gobierno municipal de Carboneras. También voy a permanecer vigilante para que las localidades que aprobaron la moción, la cumplan íntegramente. Por otro lado, todo indica que la Asamblea Regional de Murcia aprobará igualmente un reconocimiento público a todos los deportados de la Comunidad. Parece que, poco a poco, conseguiremos que se ponga a nuestros deportados en el lugar que se merecen”, concluye.

http://www.eldiario.es/sociedad/historiador-ayuntamientos-homenajeen-vecinos-deportados_0_681382404.html

 

Henri Pirenne, “Mahoma y Carlomagno”

21151621_1545022098887211_3739137481899406839_n

Henri Pirenne (1862-1935), concluyó la primera versión de Mahoma y Carlomagno pocos meses antes de su fallecimiento y Jacques Pirenne, hijo y discípulo del gran investigador que revolucionó los estudios medievales, asumió la tarea de preparar para su edición el manuscrito póstumo. El libro contiene las conclusiones definitivas sobre el conjunto de problemas que constituyó la «la gran pasión científica de los veinte últimos años de su vida» y que había orientado ya su anterior estudio sobre Las ciudades de la Edad Media. Las invasiones germánicas no pusieron fin a la unidad mediterránea del mundo antiguo ni aportaron principios nuevos en el orden económico y social, en la situación lingüística o en las instituciones que la cultura romana había transmitido. Sólo la expansión islámica, al convertir el Mediterráneo en un lago musulmán, desplazó hacia el norte el eje de la vida histórica y creó las condiciones para la separación entre el Oriente bizantino y Occidente y para la ruptura de la continuidad en el desarrollo de la civilización. La decadencia del reino merovingio, el ascenso de Carlomagno, la alianza del papado con la nueva dinastía y el predominio de la Iglesia y de los señores feudales marcan, entre el 650 y el 750, la transición hacia el perído de regresión económica y anarquía en el que la tradición antigua se pierde y que recibe el nombre de Edad Media.

LIBRO

CLAVES PARA ENTENDER NUESTRO TIEMPO